fbpx

Permisos y licencias para abrir un negocio

¡Enhorabuena! Has decidido luchar por tu sueño y construir tu propio negocio. Has sido tan admirablemente valiente como para invertir tu dinero y tu esfuerzo en tu proyecto y ahora necesitas saber cuáles son las licencias para abrir un negocio y que todo empiece a convertirse en realidad. Cumplir con los requisitos legales, cómo hacerlo y obtener la documentación y tramitación adecuada a las necesidades de tu local será el último paso con el que tu negocio estará listo para que lo disfrutes y lo disfruten de una manera sana y legal.

Tipos de permisos y licencias necesarios para abrir un negocio

Debe quedarte claro que cada país, cada Comunidad Autónoma o Ayuntamiento, o pueblo en el que te encuentres, tiene sus propias normativas, así que te ofrecemos una información que deberás siempre contrastar con tu localidad. Existen muchas formas de clasificar los tipos de permisos legales para abrir un negocio, pero podemos establecer los siguientes grupos:

  • Licencia de apertura por actividades inocuas: no suponen molestias o, de hacerlo, no son significativas en cuanto a impacto medioambiental o riesgo para la salud de los bienes o las personas. Es el caso de tiendas de ropa, oficinas o tiendas de alimentación de productos no perecederos.
  • Licencia de apertura para actividades calificadas: son molestas, insalubres, nocivas y/o peligrosas. Es el caso de las actividades de hostelería y algunos tipos de comercio y servicios. También el caso de servicios en suelo industrial, que deben ir avalados por proyectos muy técnicos y desarrollados con minuciosidad. Es el caso las licencias de apertura para naves, talleres, grandes superficies e industrias de especial funcionamiento.
  • Licencia de apertura para actividades de ocio y restauración. Tienen requisitos propios y se estudian caso por caso, sobre todo en función de los metros cuadrados.

Otras licencias y permisos especiales

Si se van a realizar obras, será necesaria la correspondiente licencia de obras, redactada por el Arquitecto, Ingeniero o técnico competente. Este deberá acudir al local y aprobará o no las obras que indiques, sobre todo si modifican la estructura del edificio donde se encuentra tu negocio.

Requerirás de medidas necesarias para acondicionar tu local (aislamientos contra la contaminación acústica) si en él van a tener lugar ruidos constantes o vibraciones, como en el caso de discotecas, cafeterías, centro de espectáculos o salones recreativos.

En cuanto a los productos que vayas a vender en tu negocio, si las bebidas alcohólicas entran en ese grupo, no debes olvidar hacerte con el permiso de venta de bebidas alcohólicas. O en caso de venta de productos de belleza, en los que se exige la llamada ordenanza de medidas higiénicas.

Si realizas una actividad profesional, artesanal y artística en un local perteneciente a una comunidad de propietarios, pero no hay ventas o atención al público y no causa molestia a los vecinos, no necesitas de ninguno de los tipos de permisos para abrir un negocio (puesto que no es un negocio en sí mismo).

Cómo conseguir las licencias para abrir un negocio

Resolver las dudas que surgen cuando te planteas qué papeles necesito para abrir un negocio puede resultar relativamente sencillo, pero se complica cuando tienes que materializar toda la información y ponerte en marcha. Realizar los trámites no es una tarea fácil, pero debes estar tranquilo, organizarte e intentar seguir los pasos que te contamos a continuación:

  • Date de alta en Hacienda. Hoy podemos pedir cita previa vía online y, posteriormente, acudiremos a la oficina de nuestra Delegación para inscribirla. Así obtendremos el CIF (o número de identificación fiscal) de nuestro negocio.
  • Inscribe tu comercio en el Registro Mercantil. Este Registro da fe de la existencia de tu empresa y la hace visible públicamente como garantía de su solvencia y su transparencia.
  • Date de alta en la Seguridad Social a ti y a tus empleados, para que comience el régimen legal de cotizaciones.
  • Registra tu licencia de apertura. Deberás pedir el formulario en tu Ayuntamiento y rellenarla a tu nombre. En él constarán las características de tu local y se acreditará que cumple con todas las condiciones necesarias para su correcto y legal funcionamiento.
  • Y el último paso: ¡Ábrete, sésamo!” Puedes hacerlo por fin, una vez realizado los trámites: no caigas en la tentación de empezar sin tenerlo todo, porque puede acarrear consecuencias graves como multas o el cierre y precinto de tu local y, con ello, empezar desde cero todo lo que habías construido con tanto esfuerzo. ¡Ánimo!

Desde Consultoría Legal y Empresarial BCN sabemos que tu día a día es una carrera y que se ha hecho de noche y solo has pestañeado una vez. ¿Cómo vas a plantearte ir al Ayuntamiento a por papeles? ¿Pasar más de una mañana en Hacienda, Registro, buscar técnicos o resolver documentaciones? Nosotros te guiamos en este laberinto y nos encargamos de los trámites en tu lugar. Para que las licencias para abrir un negocio no sean tu quebradero de cabeza, sino la ayuda para que tú solo te ocupes de disfrutar, de trabajar y de emprender. ¡Que no es poco!

Esperamos que este artículo os haya sido de interés. Si necesitáis asesoramiento para vuestra empresa o particular no dudéis en contactar con nosotros.


Conoce a Francisco Pelayo:
¡Valora esta publicación!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Los comentarios están cerrados.